Vicuña: La fibra de los dioses

Actualizado: 7 feb 2021

Durante toda mi carrera textil he tenido la oportunidad de trabajar con distintos tipos de fibras: de origen vegetal, animal y sintéticos, las cuales requieren de distintos procesos, cuidados y técnicas de fabricación para lograr transformarlas a hilos, luego a tejidos y finalmente a prendas o accesorios de vestir, pero hay una muy especial y delicada dentro de las del genero animal que he podido seguir de cerca todo el proceso y ser parte de los resultados, la cual encuentro muy fascinante por lo que quiero compartir con ustedes este pequeño artículo que he preparado.


Dentro de toda la diversidad de fibras existe una del reino animal que es la más fina y noble de las fibras textiles, cuyo valor comercial es altísimo y con la cual se elaboran prendas muy delicadas de gran confort y elegancia, pudiendo ser en tejidos de punto y plano, como es el caso de chompas, ponchos, ruanas, estolas, capas, chalinas y chaquetas.


Dentro de sus principales características o propiedades destacan su capacidad de enfieltramiento por su propia estructura de escamas que tienen las fibras, lo que permite obtener prendas de gran capacidad térmica capaces de conservar el calor, de muy buena caída y textura que dan un máximo de elegancia y comodidad.


LA VICUÑA

La vicuña es un animalito que vive en las alturas del Perú y otros países como Argentina, Bolivia y Chile encima de los 3,500 msnm. Es la especie más pequeña de los camélidos sudamericanos, mide entre 1.45 a 1.60 mts. y pesa entre 35 a 60 kg. su cuerpo está cubierto con un denso y suave pelaje de color marrón rojizo en la parte superior, beige en los flancos y blanco en las áreas del pecho y cuello. El crecimiento de su fibra es lento por lo que la esquila se realiza cada 2 a 3 años aproximadamente, esquilándose solo aquellos animales cuya fibra alcanzó al menos los tres (3) centímetros de longitud, lográndose retirar de cada animal un promedio de 250 gr. El kilogramo de esta fibra puede llegar a superar los 500 dolares y un abrigo confeccionado con tela de esta fibra en Europa y Japón puede llegar a costar los 22,000 dólares. No por nada es considerada el oro de los andes, la fibra más noble, fina y cara del mundo destinada únicamente a sectores de la moda con gran poder adquisitivo.


Propiedades de la fibra:

La subespecie mejor estudiada es la Vicugna vicugna mensalis, la cual tiene una longitud media de mecha a nivel del manto de 32,8 mm en animales adultos con un rango entre 29,2 a 41,7 mm y alcanza largos de mecha a nivel del pecho de 18 a 20 cm. El diámetro medio de la fibra exceptuando las zonas del cuello y extremidades es uniforme, variando entre 11,9 µm a 14,7 µm con una media de 12,5 ± 1,5 µm , no existiendo diferencias significativas entre sexos y edades. Un micrón, micra o micrómetro es la milésima parte de un milímetro, es decir 0.001 mm. . La densidad folicular promedio es de 78,7 folículos por mm2. La resistencia a la tracción varía entre 40 y 64 N/ktex, por lo cual la fibra es considerada como “muy resistente”, observándose que fibras de vicuñas que pastorean sobre pasto de buena calidad tienen mayor resistencia frente aquellas que pastorean pastos de mala calidad .


CEREMONIA DEL CHACCU

La extracción de la fibra, proceso denominado esquila se realiza en animal vivo, para lo cual se efectúa la ceremonia del Chaccu que se lleva a cabo cada cierto tiempo, consiste en cercar y capturar a las vicuñas por una cadena humana gigante, más de 100 personas que unidas a una soga caminan rodeando a los animales, arreándolos hacia un corral, donde son capturados uno a uno para cortarles el pelo o fibra utilizando herramientas apropiadas, pero también se les toma muestras de sangre para ser estudiadas y se les identifica con collares en el cuello. Todo esto llevado a cabo con el más absoluto cuidado y delicadeza asegurándose de que sufran el menor estrés posible, luego de esto son nuevamente liberadas.


PROCESO DE ESQUILA

Personal ya experimentado se encarga de cortar el pelo del animal, mientras otro lo sujeta para evitar se mueva y así este no sea lastimado.


SELECCIÓN Y DESCERDADO

El proceso de transformación de la fibra de vicuña a tejidos es largo y muy delicado, comienza luego del esquilado, con un proceso manual de limpieza, descerdado y clasificación, posteriormente es embalada y rotulada para su comercialización.

Luego de adquirida la fibra esta requiere de un proceso de lavado, donde se elimina la tierra y grasas naturales del animal, previo a este lavado el pelo es pasado por una máquina de batido y apertura batiéndola y abriéndola para hacer que caiga la mayor cantidad de tierra, el rendimiento de la fibra al lavado es de 70% a 75%, es decir que se obtiene menor peso de fibra debido a la perdida de todo el material extraño que contenía, posteriormente es secada y preparada para un nuevo proceso de descerdado y clasificación.

Este proceso es totalmente manual y requiere de la destreza y habilidad de las personas que por años se dedican a esa labor. Se realiza en un ambiente cerrado con el personal equipado de gorros y mascarillas, deben retirar todos los pelos blancos, fibras muertas y material extraño.


Realizado el descerdado la fibra está lista para ser sometida a los procesos de fabricación del hilo, para lo cual debe pasar por una serie de máquinas de gran tamaño provistas con rodillos con púas y trenes de estiraje que van adelgazando la masa de fibras hasta llegar a la continua de hilar donde sufre el ultimo estiraje y le proporciona las torsiones que mantienen unidas las fibras y le dan la resistencia necesaria para soportar los procesos siguientes, también se le aplica una solución de aceites tales como antiestáticos y suavizantes que facilitan y permiten su hilatura.


Durante estas etapas la fibra y los distintos estados de la materia, hasta llegar al hilo, son sometidos a constantes evaluaciones de calidad que permitan tomar acciones correctivas en caso de desviaciones y se aseguren los resultados deseados.

Una vez obtenido el hilado y verificada su calidad se hace el urdido proceso por el cual se preparan los hilos para el telar, reuniendo la cantidad deseada de hilos para un tejido y el metraje deseado, lo cual es plegado en un rollo que se montará en la parte posterior del telar y estos hilos denominados urdimbres se entrelazará con los hilos de trama dando lugar a la formación del tejido (tejido Plano), obedeciendo a un patrón de diseño pre establecido.

Obtenido el tejido viene la etapa del beneficiamiento o procesos de acabados, previo a esto el tejido debe pasar por un control de calidad donde son controlados y marcados los defectos originados en la tejeduría, también se mide ancho, largo y se pesa de la pieza. Luego el tejido es llevado al área de zurcido donde mujeres expertas con mucha experiencia se encargan de reparar (zurcir) todos los defectos marcados, realizan también un pinzado que consiste en retirar impurezas y un nuevo descerdado.


Realizada esta labor el tejido está listo para iniciar los procesos de acabados, por los cuales se le proporcionará la apariencia, textura y caída apropiados para la confección. Todo el proceso es muy largo y tomaría mucho tiempo explicándolo al detalle paso por paso por lo que a continuación solo mencionaré cada etapa del proceso:

Para lograr darle todo el valor agregado a la tela requiere pasar por las siguientes operaciones; lavado en ancho, lavado en cuerda, foulardado, secado, cosido en saco, batanado, abre cuerda, lavado a lo ancho, foulardado, percha en húmedo, percha vegetal, secado, percha en seco, vaporizado, tundido, estricado, secado, tundido, decatizado, pinzado, descerdado, vaporizado, peinado, decatizado, control final de calidad. Todos son una combinación de procesos físico- químicos que se realizan tanto en húmedo como en seco.


Mayormente los acabados son con batanado proceso por el cual se enfieltra y compacta el tejido, reduciendo sus medidas tanto en ancho como en largo y el perchado que consiste en extraer las fibras de los hilos de las tramas hacia la superficie del tejido, con lo que se logra dar una gran apariencia, brillo, textura y caída al tejido.

Dependiendo del efecto que se quiera lograr sobre el tejido puede llegar a tener hasta más de 30 operaciones para que quede totalmente lista para la confección. Mayormente la vicuña es utilizada en su color natural que es muy agradable y atractivo, pero también puede ser teñida a otros colores como, azul, negro y rojo.


Como hemos podido ver es una fibra muy cara, con un proceso bastante largo y delicado, por consiguiente costoso, lo que hace que sus productos sean muy valorados y con precios muy altos, motivo por el cual no se puede dar el lujo de estropear ni un solo centímetro de tela en los procesos y las mermas deben ser bien controladas y mínimas, el personal altamente calificado y las máquinas en buen estado de conservación y debidamente calibradas; todo es debidamente registrado y con rutas de trabajo bien definidas, no hay lugar para el error. El rendimiento de la fibra después de todo el proceso de fabricación está en el orden del 65% a 70% lo que significa que si adquirí 1000 kg. de fibra al final de mis procesos obtendré solo entre 650 y 700 kg de producción, esto también contribuye a los altos costos de fabricación y lógicamente en los precios de venta.


En los años 70 las vicuñas estaban en peligro de extinción debido a la caza furtiva que se realizó por años quedando apenas unas 14,000 en toda la región andina, fue donde se unieron los países de Perú, Argentina y Chile para tomar medidas de protección lográndose resultados asombrosos donde a la fecha se tiene una población mayor a los 350,000 concentrándose el 75 % de estas en el Perú.

Loro Piana una empresa de Italia de mucho prestigio mundial por sus artesanías textiles es uno de los que contribuye con la protección y cuidado de las vicuñas, siendo uno de los principales y mayores consumidores de esta fibra.

Espero haber contribuido en algo con sus conocimientos y ahora que ya sabes un poco más sobre las prendas de vicuña y su valor, si quieres darte un buen gustito y engreirte puedes ir ahorrando unos 15,000 dólares para comprarte un abrigo o simplemente algo más pequeño como una chalina que puede costarte algo así como unos 800 a 1000 dólares.

________________________

Autor: Julio Chichizola Romero. Profesional Textil con más de 20 años de experiencia laboral en el rubro, especialista en las Areas de Tejeduría y Control de Calidad.

Contacto: E-mail: jchichizola@tecnologiatextilymoda.com – Pag. web: Tecnología Textil y moda.

47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo